Debo confesar que no llevo mucho, realmente menos de 2 meses, y aunque aún no encuentro cambios visibles, definitivamente, si noto en mí varios cambios a nivel más personal.

Estaba sumergida en la rutina de ir al trabajo y luego ver series, dormir y continuar lo mismo cada día, mi cuerpo obviamente acumulo varios kilos de más, pues mi vida era muy sedentaria, lo cual fue la principal causa por la cual me decidí inscribirme al gym.

Al contrario de lo que podrías pensar, que es difícil iniciar y encontrar motivación para levantarte en las mañanas a hacer ejercicio, en mi caso estaba muy emocionada, tanto así que iba 6 de 7 días a la semana y duraba allí alrededor de 2 horas, mi principal objetivo era ver cambios al mes, lógicamente no paso, solo note más cansancio y hambre de lo habitual, aun así me encanto, porque note que estar allí hacía que mi mente realmente estuviera en el presente.

A veces estamos realizando una actividad y estamos pensando en mil cosas más que debemos hacer a futuro o cosas que ya pasaron, pero, el estar haciendo ejercicio y tener que concentrarte en hacer bien los movimientos, tu mente está tan en el aquí y el ahora, que resulta relajante y liberador del estrés que puede tener la vida diaria.

Otra de las razones por las cuales encuentro muy agradable ir al gym son las personas, ver a otros tan motivados, te motiva a dar lo mejor de ti, además comprendes que el reto no es con ellos, ni te comparas o compites por alzar más peso o resistir más, porque entiendes que el proceso y cuerpo de todos es diferente y que la única competencia que tienes es con tú yo de ayer, y que cada día puedes dar más.

También entiendes que está bien descansar, dejas de sentir culpa cada vez que lo haces porque, empiezas a ser consiente de cada parte de tu cuerpo y mente, empiezas a ir a tu ritmo sin compararte y si, en definitiva, empiezas a sentir más amor por ti, empiezas a cuidarte más y ya no solo piensas en el cuerpo que tendrás, sino en la salud que estás mejorando.

En mi experiencia empezar a ir al gym si puede ser difícil, pero lo más difícil es mantener la constancia, hay días en que lo darás todo y otros en que irás y realmente no te esforzarás mucho, pero, el solo hecho de ir, es haberle ganado la batalla a la pereza y eso ya es un gran logro, que siento que va moldeando tu mente, y te hace cada vez una persona más disciplinada y apta para lograr cualquier objetivo que te propongas.

¡Así que sin duda alguna, te lo mega recomiendo!

Escrito por: Patty Goga