Tenía una relación desde hace 1 año y medio con un chico y realmente me hacía muy feliz, era atento, amable, romántico, pero de un tiempo para acá, él cambió, se volvió un poco más frío, ya no tenía detalles conmigo y discutíamos a veces por cosas pequeñas, no sabía qué estaba pasando así que decidí contarle a mi mejor amiga pidiéndole su concejo, a lo que me dijo seguramente tiene otra, deberías dejarlo.

Quede pensativa, realmente lo amaba, pero su comportamiento me confundía, así que decidí averiguar que estaba pasando realmente, intente hablar con el preguntarle si algo pasaba, le pregunte si le molestaba algo, a lo que él me decía que no, que todo estaba perfecto.

Seguía con la duda porque cada vez lo sentía más distante, entonces empece a sospechar que quizá si tenía a otra, sin decirle a nadie, empece a seguirlo… Para mi sorpresa si lo encuentre besándose en un restaurante al que solíamos ir con otra, lo peor de todo es que era mi mejor amiga.

Ya hace 3 meses no tengo ni amiga ni novio, aún me duele mucho, pero me siento libre de personas horribles, la verdad que no sé si me duele más que justo le conté a ella todo, o que él me hiciera eso, en un restaurante que yo consideraba especial porque tuvimos varias citas, me tomaron por tonta, espero nunca les pase lo que a mí me hicieron.

– Anónimo